Esquiar en el Pirineo bearnés

Gourette, la cuna del esqui

Gourette, la cuna del esqui

En el Valle de Ossau, de camino al puerto de Aubisque, Gourette es una de las estaciones de esquí más antiguas de los Pirineos. Hace más de un siglo, fue el escenario de los primeros descensos de esquí de los Pirineos. La estación de Gourette ofrece un ambiente familiar y distendido donde todo el mundo puede esquiar

Somport, Enclae nórdico por excelencia

Somport, Enclae nórdico por excelencia

Entre Francia y España, Somport es una estación transfronteriza. Un hermoso paraje en pleno Parc National des Pyrénées es ideal para cambiar de aires. Los amantes del esquí de fondo o de las raquetas, quedarán encantados con las pistas balizadas que discurren entre claros, llanos y sotobosque. Una atmósfera calmada y tranquila para reponer energías.

¿Cómo llegar?
La Pierre-Saint-Martin ¡Esquiar con vistas!

La Pierre-Saint-Martin ¡Esquiar con vistas!

Situada en el oeste de la cadena pirenaica, la estación de La Pierre Saint-Martin es la estación perfecta para unas vacaciones de esquí en familia en un ambiente tranquilo y agradable. ¡unas panorámicas excepcionales de 360º les esperan !

Issarbe ¡unas panorámicas únicas!

Issarbe ¡unas panorámicas únicas!

A medio camino entre Bearn y el País Vasco, la estacion de Issarbe offrece unas panoramicos increibles. Disfruta de la naturaleza en estado puro en los bosques y en las crestas de las montañas. La estación es además el lugar ideal para las raquetas de nieve.

Artouste, Íntima y salvaje

Artouste, Íntima y salvaje

En el Valle de Ossau, a unos pasos de la frontera, la estación de Artouste es sin duda, la más atípica de todas, con su área esquiable en altitud y el pueblo a orillas del lago de Fabrèges. Ideal para los amantes de la naturaleza y de los deportes de deslizamiento.

Iraty, El paraíso de las raquetas en el país vasco

Iraty, El paraíso de las raquetas en el país vasco

¡En los altos parajes de la Soule, descubre el encanto de Iraty caminando con raquetas. Un pequeño pueblo de cuarenta casas de madera escondido en el bosque de frondosas mas grande de Europa Occidental. Cambia el coche por las raquetas para desplazarte, dar un paseo o hacer una excursión. En el País Vasco te sentiras como en el norte.